En este momento estás viendo Planear en tiempos de caos
Planear en tiempos de caos

Planear en tiempos de caos

Quizás sea yo la última persona en la faz de la tierra para hablar sobre planificación ahora mismo, que mis horarios son caóticos e impredecibles. Sin embargo, se me antoja el mejor momento para poner sobre la mesa cuatro puntos importantes a la hora de tachar cosas de nuestra lista de tareas.

¿Quieres tener esa sensación de que vas cumpliendo con todo lo que te propones en tu TO DO LIST? Pues atenta, que te cuento.

Empieza por lo básico.

¿Te acuerdas cuando estábamos en plena #pandemiolocura que si no te quitabas el pijama a primera hora era altamente probable que no te lo quitases en todo el día? Pues con las tareas pasa un poco lo mismo.

Encontrar ese primer paso que asegure que cojas el ritmo y aumente las probabilidades de que sigas encandenando las siguientes tareas puede asegurarte parte del éxito.

Esto además puede crear una especie de rutina o ritual que a base de repetir se interiorice, de tal manera que ponerse con la planificación del día sea coser y cantar.

Hacer con cabeza.

En cierta manera, esto podría englobarse con el punto anterior. Porque somos muy propensos (o al menos yo) a sobrevalorar las cosas que se pueden hacer en el día; empieza una a apuntar cosas como loca y, ¡oh, sorpresa! La vida se interpone y adiós muy buenas.

Por eso es importante priorizar tareas. El criterio para hacerlo es un poco más personal. Puedes hacerlo según urgencia o importancia, pero para mí es más importante basarse en lo siguiente.

Redirige el foco a tus valores.

A veces nos enfrascamos tanto en añadir tareas a nuestra lista que se nos olvida hacer una evaluación consciente de si todo lo que apuntamos está llevándonos en la dirección que queremos. Inevitablemente habrá cosas o tareas que tengamos que hacer sí o sí, pero a veces la vida nos distrae de lo importante.

Por ejemplo, para mí el ejercicio físico es algo muy importante en mis semanas. Procuro priorizar encontrar un hueco para ello antes de otras tareas. La sensación de orden también es un must, por lo que procuro dedicar el mínimo tiempo viable a tener la casa recogida y no me dé más sensación de caos antes de pasar a lo siguiente.

Sácale partido a las horas de silencio

Ese momento a primera hora de la mañana cuando aún no se ha despertado ni el tato, o a última hora del día, cuando ya todos duermen, puedes aprovechar para poner el turbo y hacer todas esas cosas que hayan quedado pendientes. Pon el móvil en modo avión, enchúfate tus auriculares con tu mejor música y al lío.

Vale, voy a reconocer que este punto lo odio muy fuerte, pero es lo que mejor me está funcionando últimamente. Y digo que no me gusta tanto porque suele ser difícil tener buena dosis de energía y hay que tirar un pelín más de fuerza de voluntad. Aun así, teniendo en cuenta los puntos anteriores, es más fácil no perder el foco.

Busca ayuda

En la medida de lo posible, pedir ayuda siempre es un bonus excelente. Delega en aquello que puedas, haz equipo con tu pareja o compañeros, pídele a una amiga o amigo un favor y recompénsale con un momento para ambos.

No tengas miedo a pedir ayuda; no solo te ayudará a ser más eficiente, si no que puede reforzar las conexiones interpersonales con tus más allegados.

No olvidarse de disfrutar.

A veces será inevitable no llegar a todo, ¡y no pasa nada! No somos máquinas ni estamos compitiendo por ver quién hace más o se mantiene más tiempo del día ocupado. A veces la vida es así, caótica, errante y llena de desafíos y puede ser bonito aprender a moverse en esa suerte de incertidumbre.

No olvides nunca no ser demasiado duro contigo mismo y date el permiso de experimentar. Te invito a seguir mis consejos, pero, por supuesto, a que experimentes y que encuentres lo que mejor te funciona. Si tienes cualquier otro truco o recomendación, déjame un comentario para empapamos todos de sapiencia.

Hasta entonces, ya sabes.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. ¡Hola Caro!
    Que buenos tips y oye, que los lees y dices «pues parecen fáciles y tienen sentido» pero luego a la hora de la verdad pues acabas como pollo sin cabeza jejeje
    Así que me los voy a apuntar así en plan lista, que una muy de hacer listas de todo, y ponerlos en un sitio bien visible para que a la hora de ponerme frente a la agenda y organizar a la semana o lo que toque no se me olviden, pero lo mas importante, que los cumpla todos.
    Muchísimas gracias por compartirlos, siempre aprendo un montón de ti.

    Besines.

    1. ¡Hola, Alba! Pues me hace mucha ilu que los encuentres útiles, me alegra un montón. Y si los pones en práctica y quieres contarme qué tal te funcionan, lo más ya jijiji.
      Gracias como siempre por pasarte por aquí. Un besín muy fuerte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.