En este momento estás viendo 2021: #pandemiolocura vol. II

2021: #pandemiolocura vol. II

¡Hola de nuevo!

Hace tanto tiempo que no me pasaba por aquí que ya no sé si felicitarte el Año Nuevo, si preguntarte por cómo has entrado en el 2021 o si dejarme de tanta historia que ya estamos bien entrados en febrero.

Lo que no podemos negar es que ya hemos rodado un buen tramo de prueba del 2021, un año que (déjame adivinar) muchos pensábamos que iba a ser un poco reset para poder ir dejando atrás toda la #pandemiolocura del 2020. Sin embargo enero vino pisando fuerte y , mucho me temo, los sueños de volver a la normalidad se desvanecieron un poquito.

Lo que ha pasado hasta ahora.

Sea por este motivo u otro, con la gente que he tenido el placer de compartir impresiones sobre el ambiente general, todos parecemos compartir esa llamada “fatiga pandémica”. Una especie de sensación de que “el ambiente no está para tirar cohetes”.

fireworks

Y con ese especie de bajón yo me he dejado llevar un poco por el rumbo de la vida sin más. Para que te hagas una idea: he tenido cero ganas de organizarme, cero ganas de planificar, cero ganas de pensar en planes a largo plazo… Sobrevivir se convirtió en mi lema (y mi mantra para el 2021).

Si eres nueva por aquí, has de saber que CyN aspira a hacer de lo cotidiano algo extraordinario gracias al bullet journal como punto de partida. No sólo como método de planificación, si no como herramienta para conectar con tu propósito, para aprender a conocerte mejor y para reflexionar sobre lo que importa y lo que te hace sonreir.

Y sin planificación ni ganas de ella sentí que no tenía nada que aportar ni nada que decir.

Reconectado con mi propósito

Sin embargo, desde un primer momento, este cachito de internet también surgió como un espacio donde poder escribir, expresarme sin censura y sin atenerme a normas estrictas como las de un artículo científico.

Escribir me ha tenido cuerda durante el año de la #pandemiolocura. Como escuchaba recientemente en un podcast de Belén Canalejo entrevistando a Alex Rovira, escribir te permite vaciarte y poner distancia. Dejar en un papel todas esas preocupaciones o esos nudos en la cabeza permiten (y me han permitido) poner nombre a lo que ocurre y empezar a tomar acción.

También ayudó unirme al grupo de Mujeres que escriben que organizó María Fornet en Noviembre para participar en el reto del NaNoWriMo, aunar fuerzas y no sentirnos solas. Sentir que perteneces a un grupo que comparte tus mismos valores o propósitos es poderosísimo. Es como tener a varias compañeras de fatiga que, con sus palabras, pueden (y suelen) darte el empujón que necesitas para cumplir con tus objetivos.

community

Precisamente sobre este tema llevo varias semanas dándole vueltas a un proyecto que me parece que puede ser el inicio de algo muy bonito. Si tienes un propósito y quieres sentirte más arropada para conseguirlo, esta propuesta te interesa. Y para no perderte las novedades, te recomiendo que te suscribas a la newsletter, porque será donde vaya avanzando más detalles.

A partir de ahora

Si algo he aprendido de estos 4 añitos al rumbo de CyN es que programar contenido regularmente no es mi fuerte (facepalm). Sin embargo, no ha cambiado que me guste escribir y compartirte lo que me funciona para ser más feliz, vivir los pequeños detalles de la vida de manera más consciente y de mis inquietudes y pasiones del momento.

Seguiré hablando de Bullet Journal, por supuesto, pero también quiero darle cabida a otros temas que quizás no estén tan relacionados con el tema.

Te invito a que te quedes y exploremos juntas las pequeñas inquietudes del día a día y que exploremos lo extraordinario de lo cotidiano.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. ana

    Bienvenida de vuelta!!!! :*

  2. ¡Que bueno tenerte de vuelta, amiga!
    Siempre es un placer leerte pero en este tipo de post reflexivos mas todavía, por que en mi opinión, siempre eres bastante coherente y me siento muy identificada con lo que hablas.
    Yo no creía en eso de la fatiga pandémica la verdad, pero últimamente no puedo mas que daros la razón y asumir que creo que la estoy sufriendo jejejeje y sino es pandémica algo muy parecido.
    Y en cuanto a lo que te traes entre manos… ufff me has dejao to ansiosa por saber mas por que me da que va a molar mucho, así que sin quererte meter mucha presión ¡no tardes mucho en contárnoslo! jejeje

    Besines.

    1. ¡Muchas gracias, Alba! No sabes el pedazo piropo que me echas y lo que me alegra saber que te sientes identificada. Ese sentimiento de conexión es muy poderoso. Por lo menos en este contexto de “fatiga pandémica” que hablaba creo que es una suerte de consuelo.
      Y bueno, pues por ahí van un poco los tiros de lo que tengo en mente. Tampoco te esperes algo super chachi, porque igual es un fracaso estrepitoso, ¡pero por intentarlo nunca se sabe! Ya iré poniendo al día 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.