En este momento estás viendo Inspiración: ideas para volver a recuperarla.

Inspiración: ideas para volver a recuperarla.

Siento que cada cierto tiempo experimento una especie de sequía de contenido y cuando me pongo al teclado es una de dos, o no surge nada o no me gusta nada lo que surge. Si dejo llevarme por la inanición, la retroalimentación de esta sensación de «no sé ni qué contar» es mucho más fuerte.

Esto es lo que sentí hace unos días, no en su máxima expresión, pero lo suficiente como para atreverme a preguntar en redes sociales cómo volver a recuperar esa inspiración; esa sensación de tener la cabeza llena de ideas para hablar sobre ella.

He recibido bastantes buenos consejos y quiero recopilarlos para ti también, por si también experimentas esta misma sensación.

Cambio de enfoque

Un consejo que me gustó especialmente es escribir otras cosas que no tengan nada que ver, por ejemplo un cuento para el bebé o cosas privadas a las que luego pueda encontrar una enseñanza o un lado digno de compartir.

Debo reconocer que este consejo lo he puesto en marcha a medias. Todos los días procuro sentarme a escribir, al menos un par de líneas como mínimo, y estaba convencida de que podría sacarle partido a esos momentos. Sin embargo, cosas para mí mismaEscribir otras cosas (por el comentario del cuento para el bebé y el de escribir otras cosas, solo para mí que luego igual puedan publicarse).

Dejar espacio

Dejar la presión de tener que hacer y apartarse para mirar con perspectiva siempre es una buena ayuda. De hecho, este es mi recurso número uno. Sin embargo, puede tener una cara B muy peligrosa. Y es que si dejas mucho espacio, la tentativa de que se abra un abismo es muy grande.

Pero no deja de ser incluso necesario poner distancia. Ayuda a disminuir la presión que siento poner «tener que» y poner perspectiva para ver las cosas desde otro prisma. Insisto, siempre y cuando haya un plan de «retorno».

Disfrutar de los hobbies

A ver, que levante la mano al que no le guste eso de decarse tiempo a uno mismo para disfrutar de lo que más le guste. La pega es que a veces la vida te hace ir tan pollo sin cabeza que no nos damos el lujo de disfrutar de nosotros mismos.

Para mí es muy importante poder disfrutar de una caminata diaria, enchufar mis auriculares y ponerme musiquina que me motive. Es de lo que más me reconforta y ayuda a disminuir el run run de mi cabeza. Al bajarle el volumen, estoy más receptiva al mundo exterior y puedo mirar con otros ojos la realidad de siempre y explorar nuevas ideas.

En serio, si estás en un atasco creativo, coje tu bullet journal y resérvate un ratito al día.

*Bonus tip: si no estás en un atasco creativo, resérvate un ratito al día igualmente. Tu salud mental te lo agradecerá.

Ejercicios de creatividad

En la teoría, este consejo es el que más me gusta, aunque en la práctica fracase con él estrepitosamente.

Existen multitud de ejercicios para fomentar la creatividad; incluso recuerdo en el programa de doctorado mentorías hablando de este tipo de ejercicios para favorecer el pensamiento lateral. Pero aquí, señora muy amante de su zona de confort, los borró de su mente y no se ha preocupado más del tema.

Como diría mi madre: «sólo tengo que preguntarle a mi amigo Google» y podría enumerar un montón de entradas con ejercicios de distinta índole. Prometo experimentar con alguno de ellos, de momento lo único a lo que he obtado es a retomar mínimamente mi junk journal. Si te apetece que te hable de él más adelante, déjame un comentario para hacérmelo saber y te cuénto mi experiencia.

Hacer, hacer, hacer

Que la inspiración te pille trabajando decía Pablo Picasso si no me equivoco. Pues una verdad como un templo. La mejor manera de tener historias que contar es contándolas todos los días. Y si la historia de un día cualquiera resulta ser una patata, la de mañana será mejor. Y así sucesivamente.

Como soy mujer de rutinas, he decidido integrar la escritura dentro de mis días. Además, Noviembre es el mes del Nanowrimo, oportunidad perfecta para obligarme a escribir más de lo que lo he hecho en los últimos meses.


Si tuviera que darte un consejo que aplicaría en todos los casos es que lleves siempre una libreta contigo o una aplicación de notas en tu móvil y anotes todo aquello que se te pase por la cabeza, todas las ideas potenciales sobre las que pensar, reflexionar o escribir. No sólo es buena idea para tener una cartera de contenido, si no que se retroalimenta constantemente. Tener el compromiso de anotarlas hará que seas más consciente de todo lo que viene a tu mente y cuantas más apuntes, más ideas empezarás a crear.

Y conste que con todo lo que te acabo de contar no es que me haya convertido yo en la reina de la inspiración divina ni que ahora publique posts que sean oro en un paño, pero me gusta experimentar con todos los consejos que te dejo aquí reunidos. Y lo más importante, me acercan a valores que son importantes para mí. Por lo que si no tienen mucho que ver contigo, prueba, coge lo que te funcione y al resto, adiós muy buenas.

Ya sabes que puedes dejarme en comentarios cualquier otra recomendación, que estoy segura de que habrá un montón más de trucos que desconozco y que me podrán venir genial.

Hasta entonces, ya sabes 😉

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. ¡Hola Caro!
    No recuerdo si vi tu post o si te comente siquiera… jejeje pero aprovecho para hacerlo ahora.
    Antes de nada y como siempre ¡gracias! tus post siempre son de gran ayuda y aumentan mi lista de listas jejeje Ya los tengo todos apuntaditos para cuando las musas deciden tomarse unas vacaciones que últimamente es bastante a menudo.
    Y si aceptas mi consejo, te diré que a mi lo que mas me funciona es olvidarme ¡si! cuando no tengo inspiración paro y lo dejo todo, por que antes me obsesionaba en pensar y pensar hasta que llegaba algo y era mierda pura, por que cuando fuerzas las cosas no sale nada bonito. Así que, aun que no es fácil, he aprendido que todo tiene su momento y llegara cuando tenga que llegar. Deja de preocuparte por si una semana o publicas o no se te ocurre como decorar el bujo o lo que sea, hazlo como te salga en ese momento y sigue hacia adelante tranquila y serena y la inspiración volverá por arte de magia. Y por supuesto siempre es mejor con un café o con un chocolate caliente en la mano jejejeje

    Besines, bonita mía.

    1. Ais, ¡eres puro amor! Gracias por tu comentario y tu consejo. Desde luego, se te notan las tablas, amiga 🙂 Por eso también me guardo tu consejo con más ganas. Te mando mil besazos más de vuelta (con infusión caliente en la mano ♥)

  2. amvelandia

    Qué ilusión ver muchos de nuestros comentarios e ideas recopilados 🙂 Me encartaría saber más de creatividad y pensamiento lateral ¿junk journal? ¿Nos cuentas más? Y en relación al hacer, hacer, hacer (keep showing up) te recomiendo Big Magic de Elisabeth Gilbert

    1. ¡Preparando un junk journal a la de ya! Lo tenía abandonado desde hace ¿años? (sí, años), así que hablaré más del tema encantada. El pensamiento lateral no es para nada mi fuerte, pero has hecho que me pique el gusanillo para investigar y hablar algo más del tema.
      Gracias por las sugerencias ¡y por el libro! Me lo apunto, que seguro que los Reyes Magos también me estarán viendo cómo lo apunto 😉

Responder a Currently and Normal Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.