Curso nuevo, bullet journal nuevo

¡Hola, qué tal!

Antes de nada, quería daros las gracias por haber dedicado unos minutillos a contestar la encuesta que lancé en la newsletter el fin de semana pasado. Si no sabéis de lo que hablo y no queréis perderos nada de lo que venga, os dejo aquí el enlace para que os suscribáis:

Y una vez esto, entremos en materia.


Estoy segura de que no soy la primera que recuerda que estamos en plena operación “septiembre” y lo que ello conlleva: vuelta a la rutina, vuelta al trabajo, vuelta al cole… Un bajón si no lo que quería era seguir con su mojito en mano en la tumbona de la playa y escuchando la música del chiringuito.

Llamadme loca, pero a mí el cambio de estaciones me gusta. Esa sensación de cambio, de quemar etapas, no solo me gusta sino que me ayuda a valorar más todo lo que esté por llegar. Y precisamente de mi última novedad quería hablaros hoy que no es otra que… ¡mi nuevo bullet journal!

Cambios a la vista

Nuevo cuaderno para mi bullet journal de este curso

Hace ya tiempo me regalaron en un seminario este cuaderno que veis. Su pautado a rayas que no-me-gusta-nada fue lo que más me echó para atrás. Alguna vez lo usé para hacer ejercicios de escritura, pero poca cosa. Y ahí se quedó parado, cogiendo polvo en la estantería, cosa que no llevo con paciencia. Eso sumado a que mi insert semanal se terminó la última semana de agosto y su sustituto resultó ser un pedido fallido a Aliexpress fueron las señales para que me lanzara a utilizar este cuaderno.

Pasar del formato Traveler’s Notebook a este es un cambio radical y más habiendo utilizado inserts vista semanal vertical como los que venía usando. Ese tipo de formato es el que mejor me ha funcionado desde hace bastantes meses y es el que quiero mantener en mi bullet journal.

Esta decisión es un poco testaruda y suicida, porque se traduce en que tengo que “preparar” las semanas (dibujar las cuadrículas), algo que siempre dije que NO era para mí. De momento no es tan terrible. Ver veremos con el tiempo.

Punto a favor

Una de las cosas por las que quería seguir utilizando mi Traveler’s Notebook es que con este tipo de cuaderno no iba a poder llevar conmigo el insert de plástico donde guardo washis y tarjetas. Sin embargo, descubrí que en la parte trasera del cuaderno hay un bolsillo accesorio que puede cumplir la función. No puedo llevar tanto, pero sí al menos algún memo pad o pegatina para decorar en algún ratín muerto.

Los nuevos inserts de vista semanal vertical de Traveler’s Notebook suelen tener una distribución que, para tiquismiquis como yo, no me acababa de convencer. Las páginas venían divididas en cuatro columnas: a la izquierda los cuatro primeros días de la semana (de lunes a juves) y a la derecha, los tres restantes (viernes a domingo) y una columna en blanco.

Ya comenté anteriormente que me gustaba más tener una sola columna para el fin de semana y, a la izquierda, los días de lunes a miércoles. Encontrar una disposición así no fue tarea sencilla. La ventaja es que ahora puedo diseñar las páginas a mi gusto con la distribución que yo quiera.

Aunque insisto, tener que andar haciendo las divisiones, dibujándolas cada poco y demás… no es que sea mi pasatiempo favorito, así que iremos informando de si hay más cambios a la vuelta de unas semanas.

Por cierto, ¿habéis visto qué toque más bonito le da el planificador de tareas que he añadido? 😉


A modo de resumen, y más allá de los cambios que pueda ir enseñando, lo que me gustaría es compartir una pequeña reflexión. Con el nuevo curso, muchos -yo la primera- nos dejamos llevar por el ansia viva y compramos material de papelería como si no hubiera un mañana.

Os invito a que antes de salir de compras, las hagáis primero en casa: revisad vuestras estanterías o cajones, ved si tenéis alguna libreta o algún cuaderno al que le podáis dar una segunda oportunidad dando rienda suelta a vuestra creatividad. Planificar bonito es posible sin tener que vaciar los bolsillos.

Si os decidís a hacer una “compra en casa”, no dudéis en dejarme en comentarios a ver qué reliquias son las afortunadas en el rescate.

3 respuestas a “Curso nuevo, bullet journal nuevo

  1. ¡Me encanta! Es la misma distribución y formato que utilizaba yo antes, coincidimos en que me daba como perecita también pensar en dibujar las divisiones. El bolsillo trasero es el mejor invento del mundo, jajaja. Y chapó al consejo final de la compra en casa: acumulamos tanto que no sabemos lo que tenemos y se nos olvidan verdaderos tesoros que en su día seguro que nos hicieron ilusión.
    ¡Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias! Me alegro mucho que te guste. Y estamos de acuerdo con el bolsillo trasero y tener que hacer las divisiones. Lo dicho, a ver lo que duro…
      También lo que dices sobre acumular… Hay veces que haciendo limpieza en los cajones encontraba cada tesoro… Ahora procuro tenerlo todo a la vista y así se usa todo 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s