Bujoaprendizajes: 7 cosas sobre mí

Si quieres conocer un poquito más de mí, no te pierdas este post en el que te hablo un poco más de tú a tú. Te cuento curiosidades de mí misma que he aprendido gracias a usar mi bullet journal. Vamos allá.

El inicio

Que el bullet journal siempre me ha parecido una herramienta que va más allá de la organización no es ninguna novedad. Cuando empecé a utilizarlo, seguí el método original, pero pronto me di cuenta de que tuve que hacer un pequeño ejercicio de introspección para saber qué cosas me funcionaban de las que no.

Nunca he contado que empecé a utilizarlo a finales de 2014, convirtiéndolo en una especie de híbrido entre mi agenda convencional (llevaba usándola desde el colegio) y el bullet journal que había visto en los vídeos de Youtube de Ryder Carrol. Como no estaba convencida lo aparté una temporada y no fue hasta bien entrado 2016 cuando me decidí a utilizarlo sí o sí.

Durante todo este tiempo he cambiado muchas cosas, pero al final he encontrado la organización que me es útil. Y a lo largo de ese camino de ensayo y error, también ha habido cabida a mirar hacia atrás y ver con otros ojos algunas cosas que pueden pasar más desapercibidas, pero que no dejan de ser curiosas.

No te hago esperar más, aquí va mi ranking:

1. Me gustan los lunes

A ver, entiéndeme, si a primera hora de la mañana me ves con ojeras, pegada a mi café, suspirando y con la mirada perdida, siempre diré que es porque “es lunes” y si me quejo por algo, es porque es lunes. Es así.

Pero, pasase lo que pasase el fin de semana, cuando suena el despertador a principio de semana, hago reset automáticamente. Los lunes suelo ser muy productiva y sé que si tengo muchas cosas que hacer, hay grandes posibilidades de que las tache todas de mi lista.

Así que… ¿Hay que ir un día al banco a domiciliar recibos? Mejor el lunes. ¿Hay que ir a la compra porque el sábado se me pegó el culo al sofá? Mejor el lunes. ¿Hay que cocinar para mañana? Mejor hoy cocino para toda la semana. ¿Hay que ir al gimnasio? Mira, espera, no. Mejor… dejemos algo para el resto de días 😉

2. La cosa decae a finales de semana

Porque a principios de semana parezco desdoblarme y no sé dosificar, a partir del jueves lo más seguro es que no puedas contar conmigo. El sofá será mi plan más atractivo. Y eso de ir al banco porque el lunes no lo pude arreglar… Pues me espero al lunes. Así que mejor no contar con grandes hazañas a finales de semana, que lo más seguro es que no lo tache de mi lista y luego vienen los amigos enfado y frustración a rondarme la cabeza.

3. Fin se semana no planeado, fin de semana muerto

Siempre he admirado a esas amigas que si llegaba el fin de semana y no tenían planes, sobre la marcha se sacaban de la manga cuatro actividades chulas y se montaban unos planes de lo más apetecible. Siempre raudas y dispuestas.

Como yo no tenga en mente lo que voy a hacer el fin de semana, se convierte eso en un despropósito y/o maratón de Netflix 24 horas non stop. Y la verdad… de vez en cuando bien, pero el 90 % de las veces que me dejo llevar y hacer maratón de tele y sofá, siento que la vida se me va, y no es cuestión. Es todo lo contrario a lo que promulgo.

4. Rutinas, rutinas, por favor

No tengo alma aventurera ni espontánea, quizás por eso amo tanto las rutinas. Entrar en modo automático es una liberación. No tengo que pensar qué hacer, simplemente HAGO. He desarrollado este mecanismo, si le quieres llamar así, para que esas pequeñas cosas que a veces cuesta hacer, las haga a pesar de todo.

Hay veces que fallan, por supuesto. Por eso, sobre todo las que no son diarias, las apunto siempre el el bullet. Son tareas tipo “lavadora”, “tendal” (hace tiempo vi una discusión en IG sobre los diferentes nombres que se le da al artilugio donde tender la ropa… ¿cómo le llamas tú?), “fregar cristales” o “planchar”. ¿Que alguna de esas cosas toca en jueves o viernes? Lo-a-pun-to. Si no… ve al punto 2 xD

5. Soy una procrastinadora nata

A pesar de todo lo que acabo de decir, se me da tremendamente bien procrastinar. Siempre acabo encontrando alguna excusa maravillosa para no hacer alguna de todas las tareas que tengo apuntadas. Más que procrastinadora, me podrías llamar doña excusas. Las tengo prontas y dispuestas 😀

6. Tengo miedos

La parte negativa de tener miedos: dejo de hacer cosas que quiero o que debería hacer. La parte positiva: sé identificarlos.

Cuando detecto que estoy dejando pasar los días o semanas encontrando excusas para no hacer algo de lo que tengo anotado, acabo mirando un poco más a fondo y me doy cuenta de que si no lo hago es porque hay un motivo más allá, como escondido que no puedo ver, que en el fondo es un miedo al que no me estoy enfrentando.

Pasaron semanas antes de que fuera a una clase del gimnasio que quería probar porque tenía miedo a no entender al monitor o hacer el ridículo. No he enviado ese email importante porque tenía miedo que me rechazaran mi propuesta. No he cumplido mis objetivos porque tengo miedo a fracasar.

7. Si no está escrito, no existe

No sé si es que me hago mayor y mi memoria no es lo que era, que me cargo con muchas más preocupaciones de las que debería o que me he acostumbrado demasiado a mi bullet journal (¿eso existe?)

El caso es que: si no está escrito, no existe. Si no apunto una cita importante, me olvido de ella. Si no hago la lista de la compra, no sé a por qué ir al súper.

Si no apunto el jueves, a finales de semana, que tengo que escribir el post del viernes, por muy rutina que signifique, es muy probable que lo deje pasar porque me da miedo preparar una entrada que no te guste 😉


Espero que te hayan gustado estas curiosidades. En el fondo, lo que quiero trasmitirte es que las herramientas de organización son un arma muy eficaz para conocernos un poquito más, y te animo a que lo hagas porque es muy enriquecedor. Y si es así, no dudes en comentarme tu experiencia, me encantará conocerla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s