Reto #10yearschallenge

¡Hola!

Que levante la mano quien no se haya unido al reto que lo está petando en internet: el #10yearschallenge. Yo no me he podido resistir y también he querido participar, pero casi mejor no con fotos mías porque si enseño mi(s) look(s) de hace 10 años a lo mejor no me vuelves a abrir el blog nunca más xD

Además, por el pinganillo me chivaron que el día 23 fue el día de la escritura a mano, así que se me ocurre que la mejor manera de encarar este reto es hacerle tributo a eso: a lo escrito en papel y a mano.

2009

En 2009 todavía estaba estudiando; me quedaba ese curso y el siguiente por terminar la carrera. De aquella yo planificación más bien tenía la que va “sobre la marcha”: no documentaba mucho más que las fechas de exámenes, prácticas y algún trabajo que entregar que apuntaba en una pequeña agenda de bolsillo. Aunque sin saberlo, ya estaba haciendo mis pinitos con los sistemas de organización.

agenda_2009
Esta era la agenda que usaba entonces. Me perdonan la calidad de la foto, que bastante hizo Sra. Madre al rebuscar entre mis mierdis y mandarme la foto. ¡Gracias, mamá!

 

Estudiaba según un concepto denominado “la curva de la memoria“: hacer una lectura crítica de los apuntes del día y, después, hacer un repaso rápido a lo que había estudiado el día anterior, la semana anterior y el mes anterior. Como desde siempre me acostumbré a fechar los apuntes, calendario en mano era fácil volver a rescatar lo que había pasado hacía 1 día, 1 semana y 1 mes.

No os miento si os digo que me empleaba más a fondo con ese sistema en las asignaturas más “tochas” y las más “maría” las dejaba bastante un poco de lado hasta las semanas antes. Aún así, me dio muy buenos resultados y apenas noté un sobreesfuerzo.

Reconozco que ir a estudiar también tenía un plus, y es que aquel año conocí a personitas muy importantes en mi vida con las que aprovechaba para ir al centro de estudios. A veces hacíamos todo menos eso, estudiar, pero oiga, ¿las risas que nos echábamos? Pues eso, todos contentos.

 

Ese verano además presenté la Tesina; soy de plan docente antiguo, ¿vale? De aquella no había TFG ni la tesina era obligatoria. Lo más mejor es que con los resultados del trabajo me dieron una beca para ir a mi primer congreso. Y una cosa os diré, tanto los documentos de la tesina como los resúmenes para el congreso ya no dependía sólo de mí entregarlos a tiempo porque hubo que corregirlos entre varios; aquello sí que fue mi primer acercamiento serio a los “deadline” (cada vez me gusta más el palabro inglés: dead-line). Aún así, mereció mucho la pena.

Apuntes_congreso
Tomar notas durante las charlas era lo más

2019

Que me haya decantado definitivamente por el método bullet journal no es ninguna sorpresa. Ya en el colegio nos daban una agenda a principios de curso y nos “obligaban” a utilizarla. Tantos años tuvieron su poso y seguir usando un método analógico para organizar mis días era una consecuencia natural.

Sigo pensando que en cuestión de organización no es que sea mucho más pro que hace diez años (no sé si hablo yo, o el síndrome del impostor), pero desde luego he aprendido mucho desde hace unos pocos años a esta parte.

2018-11-24-10.35.23
Midori con vista semanal; el método que me ha convencido y con el que me quedo para ser más productiva

Si hay una palabra que se repite desde hace poco es compromiso. Es cierto que ver las tareas apuntadas aumenta las posibilidades de que las acabe cumpliendo, pero han sido muchas las veces que el fantasma de la procrastinación se ha posado sobre mí con frases del estilo “hazlo mañana que tienes más tiempo, hoy no es tan urgente”. JA, me río yo. Por eso, como no haya un compromiso en firme para realizar esas cosas que me propongo, por mucha organización que me plantee, sé de antemano que va a fracasar.

Aprender cuáles son mis limitaciones también ha ayudado a que sepa planear con cabeza; sé qué días tengo más “probabilidades de éxito” que otros.

Horario_sin_comidas
Más cosas como estas no, por favorrrrrrrrr…

Pensando ya sólo en 2019… Pues este año me he comprometido a trabajar en dos campos de investigación diametralmente opuestos, así que tengo muchísima literatura científica con la que ponerme y permanecer al día. La estrategia que llevo es documentar absolutamente todo, desglosar cada objetivo en múltiples pequeños objetivos y marcarme fechas para cumplirlos.

Por otra parte, este ha sido el primer año que me he propuesto unos propósitos, bastante sencillos (creo yo) y también los estoy registrando. Y en general, les tengo muchas ganas; tanto a ellos como al resto del año. Estoy abierta a todo lo que pueda pasar y con mucha tranquilidad.

A parte de esto, mi pequeño Traveler’s Notebook se queda conmigo y pienso seguir enseñándolo lo que quede de vida del blog 😉

Nuevo_Travelers_Notebook

Espero que te haya gustado mi versión del reto #10yearschallenge. Si tú también estás participando, de la manera que sea, me encantará verlo. Déjame el link en comentarios y no dudes que iré a verlo 😉

2 comentarios sobre “Reto #10yearschallenge

Agrega el tuyo

  1. Me he reído mucho, no te preocupes que no es de ti.
    Me he reído mucho porque me has llevado al pasado con cada una de las cosas que decías y las imágenes.
    Qué buen rato!!
    Y qué buena idea/versión del reto de los 10 años. Felicidades

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: