Adiós bici, adiós

Esta semana me robaron mi bici. Sí, y el disgusto que me he llevado ha sido mayúsculo. Era una bici de segunda mano que había conseguido bastante bien de precio y estaba MUY bien para los poquillos euros que pagué. Tengo que reconocer que me dio algún susto que otro que llevo tatuado en forma…

Anuncios